Los transportistas vascos piden «medidas urgentes»
Valora este artículo

El sector del transporte en el País Vasco solicita que no se aplique recargo a los combustibles o que los transportistas cobren en 30 días «en lugar de en 180 o 200»

Las asociaciones, agrupaciones y sindicatos de transportistas vascos han pedido al Gobierno vasco y las tres diputaciones que adopten «medidas urgentes» que garanticen que el «transporte por carretera se realice en una condiciones mínimas de seguridad y rentabilidad», frente al «abandono y la indiferencia institucional de los últimos años», que está haciendo que «alrededor del 15 por ciento del sector haya desaparecido ya» y «el resto esté a punto de caerse por el barranco».

Las medidas que solicita el sector, entre otras son:

  • No aplicación del recargo a los combustibles.
  • Cobro en 30 días, en lugar de los 180 ó 200 días como se está cobrando actualmente.

El sindicato Hiru afirma que el gobierno vasco y las diputaciones deben garantizar que el servicio público y el transporte de mercancías debe realizarse en unas condiciones mínimas de rentabilidad y seguridad. Durante los últimos años «las instituciones vascas están sometiendo al sector al abandono y la indiferencia más absolutas». «Las políticas de transporte brillan por sus ausencia, el apoyo a un sector estratégico brilla por su ausencia y las instituciones sólo se acuerdan del transporte de mercancías cuando se trata de imponer nuevas tasas o impuestos que nunca repercuten en mejoras para el sector».

Según ha dicho, los transportistas no están «reinvindicando ni más ni menos que trabajar en una condiciones dignas para la profesión de los transportistas y queremos que las administraciones recuperen su intervención como garantes de equilibrio en la relaciones contractuales del transporte».

En ese sentido, ha criticado que «se esté permitiendo que se trabaje por debajo de costes, en una condiciones totalmente inasumibles, sin cobrar o cobrando tarde, con plazos por encima de los límites legales» y ha dicho que la administración tiene que «tomar cartas en el asunto», porque la situación es «tan agónica que no se puede permitir un día más esta inacción por parte de las administraciones».

Ha asegurado que lo que los transportistas no quieren es que la situación llegue a otro tipo de movilizaciones, aunque no las descartan, sino que los partidos políticos y el nuevo gobierno vasco y las distintas administraciones públicas «tomen cartas en el asunto y realmente defiendan a un sector estratégico para este país como es el transporte de mercancías».

Fuente: Europa Press.

Compártelo en las redes